Bizcocho de pistacho relleno de crema de mantequilla de miel. Es un verdadero pastel de celebración, con una miga ligera y un glaseado delicioso, es el tipo de pastel que nunca olvidarás después de ese primer bocado.