La tarta de queso siempre triunfa en todo tipo de reuniones lo tenemos claro. Su bizcocho de vainilla con conservas de fresas, capas de queso crema y rodajas de fresas frescas hacen que no sobre ni un trocito.